El Heredero del Profeta (P)

Fue uno de los miembros de alto rango de su tribu. Al igual que sus colegas, tenía mucho odio por Ali (La Paz sea con él) y sus hijos e incluso estaba orgulloso de esto. Su tribu fue más tarde llamada Khawarij (Kharijitas) que significa aquellos que se rebelaron contra el comandante de los fieles, Ali (La Paz sea con él). Desde que habían considerado a Ali y a sus hijos – Hassan y Hussain (La Paz sea con ellos) – como infieles, más tarde presentaron una guerra contra ellos.

Su nombre era Nafe Ibn Arzaq y fue uno de los líderes de Khawarij. Una vez entró al Masjid al-Haram; Husain Ibn Ali (La Paz sea con él) y Abdullah Ibn Abbas estaban sentados en una esquina. Nafe fue hasta allí y se sentó con ellos. Después de unos minutos Nafe recurrió a Ibn Abbas y dijo: “Oh Ibn Abbas! Describe al Dios al que adoras”.

Ibn Abbas guardó silencio por un rato y no dijo nada. Hussain (La Paz sea con él) volvió a Nafe y dijo: “Oh Nafe! Contestaré a tu pregunta”.

Nafe no tuvo ningún respeto por el hijo del Profeta y se dirigió descortésmente a Hussain (La Paz sea con él): “Yo no te hice la pregunta”.

Ibn Abbas le dijo a Nafe: “No hables con el hijo del Profeta de esta manera. Pertenece a la descendencia del Profeta y es una gran fuente de sabiduría”.

Nafe volvió al Imam Hussain (La Paz sea con él) y dijo: “Describe a Dios para mí”.

A pesar de que el Imam Hussain (La Paz sea con él) había visto el mal comportamiento de Nafes, fingió que nada había sucedido y dijo:

“Describo a Allah de la manera que Él se describe a Él mismo y lo conozco de la manera en que Él se Presentó para nosotros. Él es el que no se puede entender con los sentidos de la humanidad y Él no es comparable con las criaturas. Él está cerca de nosotros pero no conectado. Él está lejos pero Él no está lejano. Él es el único que no tiene partes. No hay ningún Señor excepto Él. Él es el más grande y el Más Elevado.”

El narrador dice que Nafe comenzó a llorar fuertemente. El Imam Hussain (La Paz sea con él) le preguntó: “¿Qué te hizo llorar?”

Nafe respondió: “La belleza de tus palabras me hizo llorar.”

Dijo el Imam Hussain (La Paz sea con él): “Oh Nafe! He oído que tú acusas a mi padre, a mi hermano y a mí de ser infieles”.

Nafe respondió: “Por Allah, te juro que de lo que he oído hoy de tí, no tengo ninguna duda que son la fuente luminosa del Islam y los más destacados de los mandamientos de Allah”.

Dijo el Imam Hussain (La Paz sea con él): ”Oh Nafe déjame hacerte una pregunta acerca de las palabras de Allah en el Sagrado Corán: “Y en cuanto a la pared, perteneció a dos muchachos huérfanos de la ciudad; y debajo de ella había un tesoro que les pertenecía; su padre fue un hombre justo y la intención de tu Señor fue que debían alcanzar su madurez y entonces sacar sus tesoros como una misericordia de tu Señor…” (2) Que había protegido el tesoro de los niños hasta que fueron lo suficientemente maduros como para administrar su patrimonio”.

Nafe dijo: “Su padre.”

El Imam Hussain (La Paz sea con él) dijo: “Quien tiene el estatus más alto: los padres de esos dos niños o el Profeta Muhammad y su hija Fátima?”

Nafe que captó la idea del Imam, pudo tanto no decir una palabra como aceptar la cuestión. Así que decidió abandonar ese lugar…

Allah (SWT) protege la riqueza de un padre durante muchos años hasta que ese patrimonio se puede dar a los herederos reales; como muestra de respeto sobre Su siervo piadoso. Pero, ¿puede alguien creer que Allah (SWT) no protegería el tesoro del conocimiento y la guía de Su Mensajero, que es la mejor de todas las personas? No creen que Allah (SWT) vigilaría tal tesoro para sus verdaderos herederos? ¿Quién es más merecedor que la progenie justa del Profeta que han sido entrenados en la casa de la revelación?

(Referencia: Selección de «Tafsir al-Ayyashi», por Muhammad ibn Mas’ud Ayyashi) (3)

Nuestras felicitaciones en el 3° de Sha’ban, nacimiento del tercer Imam, el ejemplo de los hombres libres, la nave de la salvación, y el maestro de los mártires, Aba Abdillah al-Hussain (La Paz sea con él).

 

«En el día tercero de Sha’ban del año 4 D.H. la Ciudad de Medina fue testigo del nacimiento de un niño en la casa de la Dama Fátima (La Paz sea con ella) y del Imam Alí (La Paz sea con él); que más tarde fue nombrado “El Maestro de los Mártires…

 

Notas al pie:

1- Ibn Abbas estuvo entre los alumnos sobresalientes de Amir al-Mu’minin (La Paz sea con él). Es considerado un gran interprete y sabio de su época a los ojos de los Sunnis.

2- Sagrado Corán, 18:82. En este versículo, Allah (SWT) apunta a la historia de Moisés y Khedr (La Paz sea con ellos) donde llegaron a una ciudad y allí había una pared. La pared estaba por caer y Khedr la arreglo por mandato de Allah (SWT). Este versículo apunta a la razón de porqué la pared tuvo que ser arreglada.

3- Además del Tafsir al-Ayyashi (vol.2, p.338), esta narración también puede ser encontrada en los siguientes libros:

– Tarikh Madinah Damishq, vol. 14, p. 184

– Tawhid por Sheikh Saduq, p. 80

– Raudah al-Wa’edhin, p. 34

– Tafsir Noor al-Thaqalayn, vol. 3, p. 290

– Bihar al-Anwaar, vol. 33, p. 424

 

Link: www.shafaqna.com/English

Fuente: http://en.shafaqna.com/component/k2/item/18089-the-heir-of-the-prophet.html

Traducción: LAILA HAKIM para UMMA

 

Filed in: Religión

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.