Actos preferibles del Mes de Ramadán

Los actos preferibles en la noche del decreto :

Las noches del 19, 21 y 23:

Según numerosas narraciones una de ellas sería  la Noche del Decreto. Esta es una noche única en todo el año, ninguna otra tiene tal bendición ni mérito. La adoración en ésta supera a la adoración de mil meses. En esta noche se decreta el destino del ser humano para el año venidero, descienden los ángeles y el espíritu (un ser superior a los ángeles), con la anuencia de Dios y visitan a la “Prueba de la época” (Imam Mahdi P.) y le presentan lo decretado para los seres humanos.

Las prácticas de estas noches se dividen en dos partes, una común a las tres noches y la otra específica a cada una de estas noches.

 

Prácticas comunes a las noches del Qadr:

1) Hacer el Baño Completo (GUSL). El mejor momento es en el ocaso, en el momento que se pone el sol, para poder realizar las oraciones obligatorias luego del baño.

2) Realizar dos ciclos de oración, luego de la Sura Hamd, decir siete veces Suratul Ijlás y luego de terminar decir setenta veces: ASTAGFIRUL LA:hA RABBI: UA ATU:BU ILAIh

Dice el Enviado de Dios (B.P.D.): “La persona que realice esta oración, no se retirará de su lugar sin ser perdonado así como también sus padres”.

3) Es preferible en esta noche recordar a Dios y prepararse espiritualmente a través de las súplicas como por ejemplo la súplica de YUSHAN KABIR (La Gran Armadura). En caso de no poder terminarla, puede leer una parte en cada una de las tres noches hasta completarla.

La súplica YUSHAN KABIR se halla en el Mafa:tihul Yina:n (pág. 160). Según relata el Imam Zainul ‘Abidin (P.), es una súplica que el Arcángel Gabriel trajo para el Profeta (B.P.D.) en una de las batallas. En el momento en que el Profeta se había colocado una armadura cuyo peso le incomodaba, Gabriel le transmitió: “¡Oh Muhammad, Tu Señor te envía Sus saludos y te pide que te quites esta armadura y recites la siguiente súplica que es la salvación para ti y tu comunidad”. El dicho sigue con muchos más méritos para quien realice esta súplica, pero expondremos sólo algunos de ellos. Quien la escribiera sobre su mortaja, Dios, Altísimo, por respeto a esa súplica, no lo castiga.

Quien la recitara al comienzo del mes de Ramadán con sincera devoción, Dios le brindará la bendición de la Noche del Qadr y creará para él setenta mil ángeles que glorifican y adoran a Dios, mientras que la recompensa de sus actos se computan para aquél que recitó la súplica.

Quien la recitara tres veces durante el mes de Ramadán, Dios, Altísimo, hará prohibido su cuerpo para el fuego y su morada será el Paraíso. Además, Dios pondrá dos ángeles para él que lo protegerán de los pecados y estará bajo la protección de Dios mientras viva.

Termina el dicho de la siguiente forma:

Mi padre, el Imam Alí (P.) me ordenó memorizar esta súplica y escribirla sobre su mortaja, y enseñó y estimuló a mi familia a que la reciten. En ella figuran mil Nombres de Dios y entre esos Nombres se encuentra el más elevado (Ismul A’zam).

4) Esta práctica se conoce como: “colocar el Sagrado Corán sobre la cabeza”. Se interpreta que el Corán es el intermediario entre el siervo y su Señor, y como promesa ante Dios de practicarlo. La misma se desarrolla de la siguiente manera:

 

Se debe abrir el Corán frente a uno mismo y decir:

(MY, pág. 408)

ALLA:hUMMA INNI: AS’ALUKA BI KITA:BIKAL MUNZAL UA MA: FI:hI UA FI:hISMUKAL AKBAR UA ASMA:’UKAL HUSNA: UA MA: IUJAFU UA IURYA: ANTAYA’ALANI: MIN ‘UTAQA:’IKA MINAN NA:R

Dios Nuestro, ciertamente te pido por Tu libro descendido y lo que hay en él y Tu Gran Nombre que está en él y Tus bellos Nombres, y por todo lo que se teme y se espera, que me cuentes  entre los que están libres del fuego.

 

Luego pedir lo que desee a Dios y colocar el Corán sobre la cabeza y decir: (MY, pág. 409)

 

ALLA:hUMMA BIHAQQI hA:DhAL QURA:N UA BIHAQQI MAN ARSALTAhU BIh UA BIHAQQI KULLI MU’MININI MADAHTAhU FI:h UA BIHAQQIQA ‘ALAIhIM FALA: AHADA A’RAFU BIHAQQIKA MINK

Dios Nuestro, por este Corán y por aquél a quien se lo has revelado, y por cada creyente que Tú elogias en él, y por Tu derecho sobre ellos, que ciertamente nadie mejor que Tú conoce Tu derecho.

Luego repetir cada una de estas frases diez veces:  (MY, pág. 409)

BIKA IA: ALLA:hU

Por Ti ¡Oh Dios!

BI MUHAMMADIN

Por  Muhammad (B.P.D.)

BI ‘ALI:I:N

Por Alí (P.)

BI FA:T:IMATA

Por Fátima (P.)

BIL HASANI

Por Hasan (P.)

BIL HUSAINI

Por Husain (P.)

BI ‘ALI:I: BNIL HUSAINI

Por Ali ibn Husain (P.)

BI MUHAMMADI BNI ‘ALI:I:

Por Muhammad ibn Alí (P.)

BI YA’FARI BNI MUHAMMAD

Por Ya’far ibn Muhammad (P.)

BI MU:SA BNI YA’FAR

Por Musa ibn Ya’far (P.)

BI ‘ALI:I: BNI MU:SA

Por Alí ibn Musa (P.)

BI MUHAMMADI BNI ‘ALI:I:

Por Muhammad ibn Alí (P.)

BI ‘ALI:I: BNI MUHAMMAD

Por Alí ibn Muhammad (P.)

BIL HASANI BNI ‘ALI:I:

Por Hasan ibn Alí (P.)

BIL HUYYAT

Por la Prueba (Al Mahdi P.)

Luego pedir nuevamente lo que uno desea.

5) Visitar y saludar al Imam Husain (P.). Según una narración, cuando llega la noche del Qadr (Destino), un ángel exclama desde el séptimo cielo que Dios ha perdonado a quien ha visitado el Santuario del Imam Husain (P.) en esa noche.

6) Permanecer despierto en estas noches. Según relatos, quien permanezca en vela durante la Noche del Decreto, serán perdonados sus pecados aunque fuesen tantos como las estrellas que hay en el cielo o el peso de las montañas y el agua de los mares.

 

Dice el sabio Maylesí, en estas noches hay que pedir perdón, rogar a Dios por el bienestar en este mundo y en la otra vida, para sí mismos, para sus padres, para su familia, sus parientes y para todos los hermanos en la fe, ya sea que estén  vivos o muertos y en fin, pasar la noche recordando a Dios y saludar a Muhammad y su Descendencia (B.P.D.)

 

Los actos específicos de cada noche:

La noche del diecinueve: (o sea el dieciocho a la noche). En esta noche fue golpeado el Imam Alí (P.) con una espada envenenada, por Abdu Rahman Ibn Mulyam (Dios lo maldiga).

En esta noche, además de realizar los actos comunes a las tres noches, es preferible hacer lo siguiente:

1) Decir cien veces ASTAGFIRUL LA:hA RABBI: UA ATU:BU ILAIh

2) Decir cien veces (MY, pág. 410)

 

ALLA:hUMMAL ‘AN QATALATA AMI:RAL MU’MINI:N

Dios Nuestro, maldice a los asesinos del Príncipe de los Creyentes (P.).

La noche del veintiuno: (o sea el veinte por la noche).

1) Esta noche es mucho más importante que la del diecinueve. En los dichos se ha hecho mayor énfasis, en la realización de los actos ya mencionados en esta noche y en la noche veintitrés.

Hay algunos dichos en los que preguntaron a los Imames infalibles, cuál de estas noches era la Noche del Decreto, y ellos dijeron (MY, pág. 411):

MA: AISARA LAILATAIN FI:MA: TAT:LUB

¡Que fácil es, realizar estos actos en sólo dos noches, comparado con la gran recompensa que se recibe!

2) Comenzar desde esta Noche las súplicas específicas para cada uno de los diez últimos días del mes. (MY, pág. 413)

 

La noche veintitrés: Se relata que el Imam Baqir (P.) en las noches del 21 y 23 hacía súplica hasta la mitad de la noche  y luego comenzaba a rezar.

También tuvo lugar en esta noche del año cuarenta de la Hégira, el martirio del Imam Alí (P.). En este día se revive la tristeza y el dolor de la gente de la Casa Profética y de sus Seguidores.

También es preferible decir muchas veces SALAUAT (ALLA:hUMMA S:ALLI ‘ALA: MUHAMMADIN UA ‘ALI: MUHAMMAD), y maldecir a los opresores y en especial al asesino del Imam.

Esta noche es aún más meritoria que las anteriores. Es muy probable, debido al énfasis en diversos y cuantiosos dichos, que ésta sería la noche del decreto.

Además de los actos comunes de cada noche del Qadr ya mencionados, se realiza lo siguiente: 1) Recitar las Suras “Al Ankabut” (Corán, 29) y “Ar-Rum” (Corán, 30) . Según el Imam Sadiq (P.), el recitador de estas Suras en estas noches se contará entre los habitantes del Paraíso. 2) Recitar Sura “Ad-Dujan” (La Humareda, 44). 3) Recitar Sura Al Qadr (El Destino, 97) mil veces, hacer la súplica del Imam Mahdi (P.) (la pueden encontrar en éste mismo libro ). 4) Pronunciar la siguiente súplica (MY, pág. 426) :

 

ALLA:hUMMAM DUDLI: FI: ‘UMRI: UA AUSI’A LI: FI: RIZQI: UA AS:IHHA LI: YISMI: UA BALLIGINI: AMALI: UA IN KUNTU MINAL AShQIA:I FAMHUNI: MINAL AShKIA:’I UAKTUBNI: MINASU’ADA: FA INNAKA QULTA FI: KITA:BIKAL MUNZAL ‘ALA: NABI:I:KAL MURSALI S:ALAUA:TUKA ‘ALAIhI UA ALIh IAMHU:AL LA:hU  MA: IAShA:’ UA IUzBITU UA ‘INDAhU UMMUL KITA:B

Dios Nuestro, prolonga mi vida y acrecienta mi sustento, vísteme con la salud, hazme obtener mis deseos y si me cuento entre los desgraciados, bórrame de entre ellos y regístrame entre los que gozan de felicidad. Ciertamente que Tú has dicho en Tu Libro revelado a Tu Profeta y Enviado (B.P.D.) ( Tus saludos sean sobre él y su descendencia): “ Borra Dios lo que quiere y afirma lo que quiere y Él tiene en Su Poder el Libro Original (Libro de la Creación)”.

Se relata que el Enviado de Dios (B.P.D.), en los últimos diez días del mes de Ramadán, hacía a un lado su lecho para dedicarse completamente a Dios.

En la noche 23, despertaba a su familia y a aquéllos que les costaba levantarse les mojaba con agua sus rostros. Asimismo, Fátima (P.) no permitía que algún miembro de su familia durmiese en esta noche. Trataba de alejarles el sueño con el poco y sencillo alimento que les ofrecía por la noche. Desde el día 22 ya los preparaba para que se quedasen despiertos durante la noche y les pedía que durante el día descansaran para poder permanecer despierto y solía decir: Frustrado estará quien no reciba la bendición de esta noche”. También, según dichos confiables, los días del Qadr tienen el mismo mérito que las noches del Qadr, por lo tanto hay que tener en cuenta ello.

La noche veintisiete: En esta noche es preferible hacer el GUSL (Baño Completo).

Se relata de que el Imam Zain Al ‘Abidin (P.), repetía la siguiente súplica durante toda la noche (MY, pág. 429):

ALLA:hUMMAR ZUQNIT TAYA:FIA ‘AN DA:RIL GURU:R UAL INA:BATA ILA: DA:RIL JULU:D UAL ISTI’DA:DA LIL MAUTI QABLA HULU:LIL FAUT

Dios Nuestro, concédeme el alejamiento de la casa del engaño (el mundo) y el retorno hacia la casa eterna (el otro mundo) y prepárame para mi muerte antes de que me alcance su hora.

 

La última noche del mes: Es una noche muy bendita, en la que es aconsejable realizar los siguientes actos: 1) GUSL (Baño Completo), 2) Saludar al Imam Husain (P.), 3) Recitar las Suras “Al An’Am” (Los Ganados, 6),  “Al-Kahf”  (La Caverna, 18) , “Ia-Sin” (Corán, 36) y luego decir cien vecesASTAGFIRUL LA:hA RABBI: UA ATU:BU ILAIh 4) Despedir el mes de Ramadán a través de súplicas especiales, entre ellas la siguiente súplica relatada por el Imam Sadiq (P.) (MY, pág. 430):

 

ALLA:hUMMA LA TAYA’ALhU A:JIRAL ‘AhDI MIN S:IA:MI LI ShAhRI RAMAD:A:N UA A’UDhU BIKA AN IAT:LU’A FAYRU hADhIhIL LAILATI ILLA: UA QAD GAFARTALI:

Dios Nuestro, no permitas que éste sea mi último ayuno de Ramadán. Me refugio en Ti de que llegue el alba en esta noche sin que me hayas perdonado.

Quien lo hiciere Dios le perdonará antes del alba y le facilitará el arrepentimiento.

También es preferible prosternarse en esta noche y decir (MY, pág. 431):

 

IA: HAIIU IA QAIIU:M IA: DhAL YALA:LI UAL IKRA:M IA: RAHMA:NAD DUNIA: UAL A:JIRATI UA RAHI:MAhUMA: IA: ARHAMAR RA:HIMI:N IA: ILAhAL AUUALI:NA UAL A:JIRIN IGFIRLANA: DhUNU:BANA: UA TAQABBAL MINNA: S:ALA:TANA: UA S:IA:MANA UA QIA:MANA:

¡Oh Vivo, Oh Eterno, Oh Dueño de Esplendor y Generosidad, Oh Compasivo en esta vida y en la otra y Misericordioso en ambas, ¡Oh el más Misericordioso de los Misericordiosos!, ¡Oh Señor de los primeros y los últimos!, ¡perdona nuestros pecados y acepta nuestras oraciones, nuestro ayuno y nuestro Qiam (adoración en las noches del Decreto y en otras)!

El día treinta: En el último día del mes es preferible realizar la siguiente súplica específica para pronunciar una vez  terminada la recitación del Corán, ya que en este día los musulmanes concluyen la recitación completa del mismo.

 

La súplica fue pronunciada por el Imam Alí (P.): (MY, pág. 431-432)

ALLA:hUMMA ShRAH BIL QURA:NI  S:ADRI: UASTA’MIL BIL QURA:NI BADANI: UA NAUUIR BIL QURA:NI BAS:ARI: UA AT:LIQ BIL QURA:NI LISA:NI: UA A’INNI ‘ALAIhI MA: ABQAITANI FA INNAhU LA HAULA UA LA: QUUATA IILA: BIK

Dios Nuestro, amplía mi pecho (bríndame paciencia ) a través del Corán, y pon mi cuerpo al servicio del Corán e ilumina mis ojos a través del Corán y abre mi lengua a través del Corán y has que el Corán sea mi compañía mientras viva. Ciertamente, que no hay Fuerza ni Poder sino en Ti.

(MY, 434-439)

 

Fuente: www.organizacionislam.org.ar

 

Filed in: Práctica Islámica, Religión

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.