El Martirio del Imam Hassan Al- Askari (I Parte)

Sábado 19 de enero de 2013               IMAMALMAHDI.COM

El Imam Hassan Al- Askari (a. s.) pasó su breve vida entre sufrimientos y aflicciones. Los reyes abasidas no escatimaron esfuerzos para oprimirlo.

Lo trasladaban de una prisión a otra. Lo hacían objeto de confinamiento y le imponían bloqueos económicos. Le impidieron que se reúna con sus seguidores como también que los ulemas y los estudiosos se pusiesen en contacto con él para que se nutran de las fuentes de sus ciencias. Y esto, según creo, era la mayor aflicción que sufrió el Imam. Intentaron más de una vez asesinarlo, pero Allah lo protegió de sus conspiraciones.

Hubo razones que hicieron que los abasidas tengan rencor hacia el Imam Hassan Al- Askari (a. s.). Aquí están algunas de ellas:

Primera: los abasidas temían que el Esperado Imam acerca del cual el Profeta (PB) había dado buenas nuevas y, a través del divino conocimiento, anticipó su venida como el más grande reformador como el que la humanidad jamás hubo visto a lo largo de la historia. El Profeta (PB) había dicho que el Esperado Imam (a. s.) difundiría la justicia política y social en todo el mundo, que eliminaría todo tipo de injusticia y opresión y derrotaría a todos los tiranos y poderes opresores del mundo. Eliminaría el politeísmo y el ateísmo y levantaría el estandarte de la fe y la verdad. Reviviría las anuladas leyes de Allah. Por lo tanto, los abasidas intentaron asesinar al Imam Hassan Al- Askari (a. s.) para asegurarse que dejaría descendencia. El Imam Hassan Al- Askari (a. s.) dijo acerca de ello: “Aseguraron que deseaban matarme para cortar mi descendencia, pero Allah falseó sus dichos, alabado sea Allah.”

Segundo: los abasidas tenían envidia al Imam Hassan Al- Askari (a. s.) por su popularidad y el gran respeto que todas las clases sociales le demostraban, mientras que la autoridad que estaba en manos de los abasidas no recibían respeto ni honra por parte del pueblo. Por lo tanto, conspiraron día y noche para deshacerse de él.

Tercero: los alawidas iniciaron numerosas revueltas en contra del gobierno abasida desde sus inicios apuntando lograr la justicia política del Islam y aplicar sus programas económicos y sociales en la vida.

Esas revueltas fueron apoyadas por las grandes masas del pueblo en las diferentes comunidades musulmanas, lo que melló la importancia del gobierno abasida y sacudió su trono y estuvo a punto de derrocarlo. Estas revueltas llenaban los corazones de los abasidas con odio y  rencor en contra de los alawidas. Es natural que el Imam Hassan Al- Askari (a. s.) sufriera las amargas aflicciones de los abasidas porque él era el señor y jefe de los alawidas y el Imam de los musulmanes en esa época.

Ahora, regresemos a los últimos días del Imam Hassan Al- Askari (a. s.). Señalar al Imam Al- MAhdi como el próximo Imam. El Imam Al- Mahdi (a. s.) es la esperanza no solo de los musulmanes sino de todos los seres humanos oprimidos que sufren esclavitud, opresión y sujeción. Él es el Salvador que liberará la voluntad del hombre y salvará pueblos y naciones de la opresión de los regímenes corruptos que han convertido a este mundo en un infierno insoportable.

El Imam Al- Mahdi (a. s.) era y es un gran milagro en el Islam. Allah ocultó su nacimiento, como hubo ocultado el nacimiento del Profeta Moisés (a. s.), porque el gobierno abasida lo buscaba… y su permanencia viva (oculta) a través de largos períodos de la vida es también un milagro para el Islam y su reaparición y anuncio de los puros principios del Islam es otro milagro también.

Las siguientes son algunas de las tradiciones transmitidas por el Imam Hassan Al- Askari (a. s.) con respecto a su hijo al- Mahdi (a. s.).

1. Ahmad bin Isaaq bin Sa’id al- Ash’ari dijo: “Una vez, fui a lo de Abu Muhammad al- Hassan bin Ali (a. s.) intentando preguntarle acerca de su sucesor. Me dijo antes que le preguntase: “¡Oh, Ahmad bin Isaaq! Allah Todopoderoso no privó a la tierra desde que la creó. Adán y Él no la privaron hasta el Día de la Resurrección de una autoridad para Su pueblo. Por ella (la autoridad) las aflicciones son apartadas de los pueblos de la tierra, por ella la lluvia cae y por ella las bendiciones de la tierra son enviadas.”

 

Traducido por Fabiana Ríos, para UMMA, de:

http://en.rafed.net/index.php?option=com_content&view=article&id=11233:martyrdom-of-imam-hasan-al-askari-as-part-1&catid=84:seerah&Itemid=849

 

 

Filed in: Religión

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.