5:08 pm - lunes febrero 21, 3459

Las oraciones meritorias del
mes de Ramadan en palabras
del Imam ‘Ali (P)

Se transmitió de Muhammad ibn Ya‘far ibn Al-Husein Al-Majzumi, de Muhammad ibn Muhammad ibn Al-Husein ibn Harun Al-Kindi, de su padre, de Isma‘il ibn Bashir, de Isma‘il ibn Musa, de Sharik, de Abi Is·haq, de Al-Hariz, quien le preguntó a ‘Ali ibn Abi Talib (P) sobre el mérito (Fadl) del mes de Ramadán y de la oración (salat) realizada en él. Y dijo (P):

“Quien rece en la primera noche del mes de Ramadán cuatro ciclos (que se dividen en dos oraciones de dos ciclos cada una y de esta manera para el resto de las noches) recitando en cada ciclo.Al Fatiha una vez y 15 veces Al Ijlas (cap 112, qul hua Allahu Ahad…), Dios le otorgará la recompensa de los veraces y los mártires y le perdonará todas sus faltas, encontrándose en el Día de la Resurrección entre los victoriosos.

Quien rece en la segunda noche cuatro ciclos, recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 20 veces Al Qadr (Cap. 97, inna anzalnahu fi lailatil qadr…), Dios le perdonará todas sus faltas, lo enriquecerá y lo protegerá del mal de ese año.

Quien rece en la tercera noche del mes de Ramadán diez ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 50 veces Al Ijlas (qul hua…), un mensajero de parte de Dios -Poderoso y Majestuoso- lo llamará: ¡Sabed que fulano hijo de mengano es de los redimidos del Castigo del Fuego por parte de Dios y se le abrirán las puertas de los cielos! Quien se levante esa noche [para adorar] y permanezca despierto Dios lo perdonará.

Quien rece en la cuarta noche ocho ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y Al Qadr (Cap. 97, inna anzalnahu….) 20 veces, Dios-Bendito y Exaltado sea- elevará su acción esa noche como una acción equivalente a la de siete profetas de los que hayan tenido la misión de transmitir los mensajes de su Señor.

Quien rece en la noche quinta dos ciclos recitando (luego de Al Fatiha) 100 veces Al Ijlas (qul hua…) en cada ciclo y al concluir la oración bendiga al Profeta y su Familia (diciendo Allahumma salli ‘ala Muhammad ua Ali Muhammad) 100 veces; en el Día del Juicio se agolpará en torno a mí en la puerta del Paraíso.

Quien rece en la sexta noche del mes de Ramadán cuatro ciclos, recitando en cada ciclo Al Fatiha y luego Al Mulk (cap 67, tabarakal ladi bi iadihil mulk…), será como si esa noche correspondiera a la de Lailatul Qadr (La noche del Decreto).

Quien rece en la séptima noche del mes de Ramadán cuatro ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y luego 13 veces Al Qadr (Cap. 97, inna anzalnahu…), Dios le construirá en el Paraíso del Edén dos palacios de oro y permanecerá bajo la protección de Dios Altísimo hasta el próximo mes de Ramadán.

Quien rece en la octava noche del mes de Ramadán dos ciclos, recitando cada ciclo Al Fatiha una vez y 10 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…) y glorifique a Dios con 1000 “Subhanal lah”, le serán abiertas las ocho puertas de los paraísos pudiendo entrar por la que quiera.

Quien rece en la novena noche del mes de Ramadán seis ciclos antes del ‘Isha-áin (las dos oraciones obligatorias del ocaso y de la noche) recitando en cada uno Al Fatiha y Aiatul Kursi (Cap. 2, aleya 255 del Corán) siete veces y bendiga al Profeta 50 veces, los ángeles elevarán su acción como si fuera la de los veraces, mártires y justos.

Quien rece en la décima noche del mes de Ramadán 20 ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 30 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), ampliará Dios su provisión y será de los victoriosos.

Quien recite en la 11° noche del mes de Ramadán dos ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y Surat Al Kauzar (Cap. 108, inna a’tainakal kauzar…) 20 veces, en ese día no lo seguirá ese día falta alguna, a pesar del gran esfuerzo del Shaitan.

Quien rece en la 12° noche ocho ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 30 veces Surat Al Qadr (Cap. 97, inna anzalnahu…), Dios le otorgará la recompensa de los agradecidos (shakirin) y en el día del juicio será de los triunfadores.

Quien rece en la 13° noche del mes de Ramadán cuatro ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 25 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), en el Día de la Resurrección atravesará el Sirat (o sendero al Paraíso) como el relámpago deslumbrante.

Quien rece en la 14° noche del mes de Ramadán seis ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y Surat Az-Zalzalah (Cap. 99 del Corán, idha zulzilatil…) 30 veces, Dios le facilitará la “embriaguez” o trance de la muerte y el encuentro con los ángeles Munkir y Nakir (los ángeles encargados de interrogar al muerto en la tumba).

Quien rece en la noche de mitad de Ramadán (la 15º) cien ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 10 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), rezando también cuatro ciclos más recitando en los dos primeros (después de Al Fatiha) 100 veces Surat Al Ijlas y en los dos últimos (luego de Al Fatiha) 50 veces Al Ijlas; Dios perdonará todas sus faltas más rápido que en un abrir y cerrar de ojos, aunque fueran [tantos] como la espuma del mar, o la arena del desierto, o el número de las estrellas del cielo o el de las hojas de los árboles, y junto a ello lo que Dios tiene además para él.

Quien rece en la noche 16° del mes de Ramadán doce ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 12 veces Surat At Takazur (Cap. 102, alhakumut takazur…), saldrá de su tumba sin estar sediento y proclamando el testimonio de la ilaha il-lal lah, hasta que se produzca la Resurrección; luego será ordenado que se le haga ingresar al Paraíso sin cómputo alguno.

Quien rece en la 17° noche del mes de Ramadán dos ciclos recitando en el primer ciclo Al Fatiha y después una Surat que le resulte fácil, y en el segundo ciclo (luego del Al Fatiha) 100 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…). Y luego diga La Ilaha il-lal Lah 100 veces, Dios le otorgará la recompensa de 1000 Hayy, de 1000 ‘Umrah y de 1000 expediciones militares (de las que participó el Profeta (PBd)).

Quien rece en la noche 18° del mes de Ramadán cuatro ciclos recitando en cada ciclo Al Fatiha una vez y 25 veces Surat Al Kauzar (Cap. 108, inna a’tainakal…), no sale de este mundo hasta que el Ángel de la muerte no le dé albricias de que Dios -Poderoso y Exaltado Sea- está complacido -y no enojado- con él.

Quien rece en la noche 19° del mes de Ramadán 50 ciclos, recitando en cada ciclo Al Fatiha
una vez y Surat Az-Zalzalah (Cap. 99 del Corán, ida zulzilatil…) 50 veces, encontrará a Dios, Imponente y Majestuoso como quien haya realizado 100 Hayy y 100 ‘Umrah; y aceptará Dios de él el resto de sus obras.

Quien rece en la 20° noche del mes de Ramadán 8 ciclos, Dios le perdonará tanto sus primeras faltas como las últimas.

Y quien rece en la 21° noche del mes de Ramadán ocho ciclos, le serán abiertos los siete cielos y se le responderá su súplica; y junto a ello lo que Dios tiene además para él.

Y quien rece en la 22° noche del mes de Ramadán ocho ciclos, se le abrirán ocho puertas del
Paraíso, pudiendo entrar por la que quiera.

Quien rece en la noche 23° del mes de Ramadán ocho ciclos, le serán abiertos las puertas de
los siete cielos y le será respondida su súplica.

Y quien rece en la noche 24° del mes de Ramadán ocho ciclos recitando en ellos lo que quiera, le será recompensado como quien ha realizado el Hayy y la ‘Umrah.

Y quien rece en la noche 25° del mes de Ramadán ocho ciclos recitando en éstos Al Fatiha una vez y 10 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), Dios escribirá para él la recompensa de los adoradores.

Quien rece en la noche 26° del mes de Ramadán ocho ciclos, le serán abiertos los siete cielos y le será respondida la súplica; y junto a ello lo que Dios tiene además para él.

Y quien rece en la 27° noche del mes de Ramadán cuatro ciclos, recitando Al Fatiha una vez en cada ciclo y Surat Al Mulk (Cap. 67, tabarakal ladhi bi-iadihi…) una vez, y si no la memorizó, entonces 25 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…). Dios lo perdonará a él y a sus padres.

Quien rece en la noche 28° del mes de Ramadán seis ciclos, recitando en cada ciclo Al Fatiha y 10 veces Aiatul Kursi (Corán, 2:255), 10 veces Surat Al Kauzar (Cap. 108, inna a’tainakal…), y 10 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), para luego bendecir al Profeta (PBd); Dios lo perdonará.

Y quien rece en la noche 29° del mes de Ramadán dos ciclos, recitando Al Fatiha una vez y 20 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…) en cada ciclo, muere entre los que son objeto de la misericordia de Dios, y su libro de acciones será elevado en la morada celestial más elevada (Ver Corán 83:18).

Y quien rece en la 30° noche del mes de Ramadán doce ciclos, recitando en cada ciclo Al Fatiha y 20 veces Surat Al Ijlas (Cap. 112, qul hua…), y luego bendiga al Profeta (PBd) 100 veces (diciendo Allahumma salli a’la Muhammad ua a’li Muhammad), Dios hará que su vida concluya con la Misericordia».

Extraido de “Wasail Ash Shi’a”

Filed in: Dictámenes Mes de Ramadán

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.